Basilisa Justicia Millán

El primer plato de la olla era para  siempre para la abuela. Eso era el respeto.

Basilisa Justicia Millán, a sus 88 años y viuda desde hace más de dos décadas, nos lleva de la mano a través de los recuerdos de su vida en Cabra del Santo Cristo. En su narración, nos sumerge en una época marcada por la dificultad, donde la fe, la familia y la fortaleza interior fueron fundamentales para sobrevivir. Su relato, lleno de nostalgia y sabiduría, destaca la capacidad humana de encontrar esperanza incluso en los momentos más difíciles.

En una cálida mañana de junio del 2023, Basilisa nos recibió en su hogar con una sonrisa que iluminaba la habitación, acompañada fielmente por su perro blanco que jugueteaba alegremente entre sus pies. El resplandor del sol veraniego inundaba la estancia, creando un ambiente acogedor y propicio para una conversación amena y llena de historias fascinantes como la suya. Sus palabras son un faro de esperanza, un testimonio conmovedor de resiliencia ante la adversidad, y un eco de cómo la familia y la conexión con la naturaleza son suficientes para no solo sobrevivir, sino también para sostenernos en los momentos más difíciles de la vida.

Mi historia