La historia del beso de Times Square

Autoras: Ana Olvera García y María Mota Guerrero, 1ºB (2014/15)

Todos hemos visto esta imagen miles de veces, ¿pero sabemos realmente que expresa?Vamos a hacer un repaso sobre su curiosa historia.

beso-enfermeraEl fotógrafo, Alfred Eisenstaedt, originario de Prusia, transmitió al mundo en agosto de 1945 la alegría de un marinero y una enfermera, a través de una imagen que ha quedado inmortalizada.  Los protagonistas de la imagen celebraban con un apasionado beso el triunfo definitivo de las tropas estadounidenses sobre las fuerzas japonesas en la Segunda Guerra Mundial. Lo más importante es lo que se esconde detrás de esta foto, ¿por que besa a una enfermera? No es que fuese su pareja, es más, ni si quiera se conocían, pero el propio marinero asumió que fue una manera de agradecimiento por todos los sacrificios que estas mujeres realizaron a lo largo de aquellos duros años durante la guerra.

Así lo relató Alfred Eisenstaedt: «En Times Square durante el día de la victoria, vi a un marinero a lo largo de la calle que agarraba a todas y cada una de las chicas que se ponían a su alcance. Tanto si pudieran ser su abuela, fueran altas, delgadas o viejas, no hacía distinción. Fui corriendo atrás mirando por encima del hombro con mi Leica pero ninguna de las tomas que hacía me agradaba. De repente, como un destello, vi algo que se me grabó. Me di la vuelta y capturé el momento justo en que el marinero besó a una enfermera. Si ella hubiera llevado un vestido oscuro jamás me habría dado cuenta. Nunca habría disparado la toma, o si el marinero hubiera llevado uniforme blanco, lo mismo. Realicé cuatro tomas. Fue en apenas unos segundos.»

Más información

-La más completa historia del beso y sus protagonistas, con motivo del fallecimiento del marinero VER

-En el siguiente blog se pueden ver las cuatro tomas originales de la famosa fotografía, además de la realizada por otro fotógrafo que se encontraba en el lugar. Se incluye un reportaje de la CBS News sobre el reencuentro de los protagonistas. VER

-Sobre la reproducción de la escena del beso en forma de escultura de 25 pies realizada en San Diego VER

-No todo son alabanzas, en este blog se realiza una visión crítica de la escena del beso, que asemeja a un acto de violación VER

Acerca de Manuel Amezcua

Estudié Enfermería y me doctoré en Sociología de la Salud y en Historia de la Enfermería. Soy catedrático de Investigación en Cuidados de Salud de la UCAM y profesor titular del Centro Universitario San Juan de Dios, Universidad de Sevilla, España. También soy Presidente de la Fundación Index, donde dirijo las revistas Index de Enfermería y Temperamentvm. He realizado trabajo de campo etnográfico en diversos lugares de Andalucía, así como en el norte de Africa y en Latinoamérica. Me interesan los procesos de cambio de los saberes tradicionales en salud y la relación de la cultura con el cuidado. También me interesa el análisis del conocimiento, vengo realizando estudios bibliométricos en Enfermería. Soy autor de bastantes artículos en revistas especializadas y he publicado, entre otros, los libros El Mayorazgo de Noalejo, Historia y Etnografía de una comunidad rural (1992), La Ruta de los Milagros (1993) Crónicas de cordel, historia y cultura popular en Jaén (1997), Metodología de Investigación aplicada a los Cuidados (1998), Lo que cambian los tiempos, historia oral y etnografía (2005). Me gusta la música, la pintura, la literatura, y aprender viajando.

2 comentarios en “La historia del beso de Times Square

  1. Algo curioso la historia de esta imagen y algo que, como a mí me sucede, llenaría de orgullo a todos los profesionales de enfermería el saber que su profesión ha estado reconocida siempre y no como se cree que es la profesión de enfermería: una profesión secundaria.

    Historias como esta deberían de estar más al alcance de todos los profesionales sanitarios y darse cuenta de que la enfermería es una profesión vital, tal y como dice mi compañero Francisco.

  2. Este documento aportada por nuestra compañera es de sumo intereses sobre todo para nosotros los enfermeros, puesto que vemos que ya desde hace mas de 50 años la profesión de enfermera era reconocida como tal: una profesión vital.

    con el beso que dio este marinero quiso agradecer no solo a aquella enfermera sino a todo el mundo de la enfermería su gran labor en el mundo actual puesto que incluso en una situación tan peligrosa como es una guerra seguían ejerciendo su profesión y ayudando a los mas necesitados, que en eso consiste la profesión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *