Una nueva Facultad, para un tiempo renovado

Nos acabamos de trasladar a la nueva Facultad de Ciencias de la Salud, en el Campus Tecnológico de la Salud. ¿Somos conscientes del momento histórico que estamos viviendo? Este es sin duda un acontecimiento que tiene lugar una vez en la vida, en la de quienes les toca vivirlo. Por ello os animamos a dejar testimonio de ello.4Animamos al alumnado de todas las disciplinas, y también al profesorado y a otros trabajadores de la Facultad a que dejemos en forma de comentarios en esta entrada nuestras primeras impresiones ante este importante acontecimiento.

¿Qué nos parece el nuevo edificio? ¿Hasta qué punto supone un cambio sensible a nuestra labor académica? ¿En qué aspectos pensamos que puede favorecer nuestras actividades? ¿Qué desafíos abre hacia el futuro?

Deja tu comentario, envíanos tus fotos de estos primeros momentos, en unos días abriremos una galería fotográfica.

Acerca de Manuel Amezcua

Catedrático de Investigación en Cuidados de Salud, UCAM. Doctor por las universidades de Alicante y UCAM-Murcia. Presidente de la Fundación Index, Granada, España.

7 comentarios en “Una nueva Facultad, para un tiempo renovado

  1. Hola a todos y a todas la verdad que a mí personalmente alumna de primero de enfermería me costaba creer que fuera este año precisamente el año que trasladarían la facultad al Parque Tecnológico de la Salud, pero así ha sido.
    Desde mi punto de vista el edificio está genial, me llamó mucho la atención la primera vez que fui la forma tan peculiar que tiene en forma de L, el aire fresco que corre en la terraza y las vistas son increibles. Hacer una cafetería en la terraza estoy segura de que tendrá muchísimo éxito.
    Por otra parte también pienso que el traslado se ha echo demasiado a la ligera pues los alumnos hemos llegado y la cafetería sigue cerrada, laboratorios que no están acabados y con lo cual no hemos podido empezar con muchas prácticas, el aire acondicionado que no funciona y como no, la poca comunicación que existe con el centro de Granada, por lo que creo que se deberían poner más líneas de autobús para facilitar la movilidad de los universitarios . A pesar de estos pequeños inconvenientes yo creo, es más estoy segura que tanto el profesorado como nosotros los estudiantes, salimos ganando con este cambio tan histórico y me siento orgullosa de poder tener la suerte de poder formarme en la carrera que me gusta en un edificio totalmente nuevo con unas instalaciones a estrenar. Estas nuevas instalaciones seguro que repercutirán en nuestro futuro y sin duda nuestro nivel de formación será mucho más alto, yo por ello nada más que digo que me siento orgullosa y que deberíamos aprovechar al máximo esta oportunidad que nos han dado.

  2. Hola a todos. Yo pienso que no sólo es que estamos estrenando un nuevo edificio, es que estamos viviendo un hecho histórico, por asi llamarlo. Muchos de los actuales enfermeros, terapeutas ocupacionales o fisioterapeutas han disfrutado de la antigua facultad, la cuál estaba dotada de todo el material necesario, y sus instalaciones tambien estaban bastante bien. Los alumnos que accedan a alguna de estas carreras en los próximos años van a disfrutar de un magnífico edificio, grande, dotado de todo lo necesario (aunque todavia falten muchas cosas) pero sólo los alumnos que estamos presentes este año 2014, hemos podido disfrutar de las dos facultades, hecho que no se volverá a repetir en muchos años. Debemos de estar felices y a nivel personal, yo me siento afortunada, pues acceder a la universidad no es fácil, y con haber sido admitida en una carrera, que ha sido mi sueño durante años, y poder estrenar un edificio enorme, bonito,moderno… yo ya me doy por satisfecha este año. Ahora a estudiar mucho y a disfrutar¡¡¡¡¡

  3. La primera vez que vi el edificio por fuera fue antes de empezar el curso, en septiembre, ya que fui con mis padres a conocer la nueva zona. Me impresionó ver un edificio tan grande y tan moderno y con esa curiosa forma de «L» y a la vez me ilusioné mucho porque íbamos a ser nosotros los que estrenásemos esa nueva facultad.
    El viernes pasado conocí el edificio por dentro y me llamó la atención el diseño que tenía ya que no parecía una facultad. Lo que más me gustó sin duda fue esa enorme terraza con cafetería donde podías salir a despejarte y a disfrutar de esas vistas tan maravillosas que ofrece. Es como un pequeño paraíso que nos puede ayudar a concebir mejor los conocimientos (porque qué mejor que poder estudiar al aire libre). Luego seguí investigando las sucesivas plantas y clases viendo las aulas de prácticas donde se encontraban los simuladores de bebé y de personas adultas y enseguida me entraron ganas de empezar YA esas prácticas.
    Pienso que es un edificio muy completo con aulas TIC, archivo histórico, salas que imitan a salas hospitalarias, etc. Pero por otra parte tiene algunos inconvenientes como el hecho de tener que avisar a los conserjes para abrir las ventanas, que todavía falta instalar y equipar mejor algunas aulas, todavía no está en funcionamiento la cafetería… y otros inconvenientes como el hecho de estar lejos del centro, de la biblioteca biosanitaria, de comedores…
    A pesar de estos inconvenientes creo que es un edificio al que se le puede sacar mucho partido donde los estudiantes podremos convertirnos en buenos profesionales gracias a sus instalaciones y su capacidad para formarnos de cara al futuro en un ambiente hospitalario y de calidad.

  4. Hola a todos. Me gustaría expresaros mi satisfacción como profesional sanitario y como alumna de esta nueva facultad por el hecho de ser una de las privilegiadas en poder estrenarla. Creo que este evento escribirá una nueva página en nuestra prestigiosa universidad y nosotros como alumnos formaremos parte de su historia. Como tengo unos pocos años más que vosotros os puedo asegurar que conozco a muchas personas que han tenido la suerte de estudiar en la universidad de Granada y muy pocos que hayan disfrutado de una facultad nueva con estas instalaciones. Por supuesto que todos los comienzos son caóticos, pero a la larga nos alegraremos de estar aquí y sabremos disfrutar de todo lo que se nos ofrece, que no es poco, no en vano tenemos la mejor facultad de ciencias de salud de Europa. Para mi gusto, lo mejor, la terraza, esas vistas y esa luz me impresionaron, ya vereis cuando tengamos la sierra llena de nieve. Podría estar hablando muchas horas de mi facultad, pero mi intención desde aquí es animaros a descubrirla y familiarizaros con ella, disfrutadla cada día, la universidad aporta una experiencia única y nosotros, además, estrenamos centro ¡somos unos privilegiados! Por otra parte, tenéis razón en cuanto a la comunicación con el resto de la universidad, pero estoy segura de que con el tiempo, seremos un gran campus en la mejor zona de expansión de Granada, espero que en poco tiempo dispongamos de más autobuses y sobre todo del tan esperado metro. Animo y disfrutad de las vistas.

  5. La primera vez que vi el edificio fue el viernes pasado y la verdad es que me impactó mucho ver el edificio que ahora nos has destinado para las ciencias de la salud comparándolo con el anterior en avenida Madrid, sobre todo por el tamaño y las prestaciones que ofrecía (aunque tampoco nos dio tiempo a ver todas las prestaciones de la anterior facultad). En mi opinión la nueva facultad tiene muchos puntos fuertes como el diseño, las prestaciones como ya he dicho (léase laboratorios, salas de i formativa, archivo histórico que nos viene muy bien para esta asignatura, piscinas para hidroterapia para los de fisioterapia), además de lugares para el disfrute del alumnado y del personale como las salas de lectura, la terraza, los jardines o la cafetería, que son los que mas me han llamado la atención.
    A pesar de los puntos fuertes, también tiene algunos puntos débiles como pueden ser el alejamiento de las otras facultades sanitarias, de los comedores universitarios, de la biblioteca biosanitaria, también los inconvenientes que hay con no poder abrir las ventanas sin la ayuda de un conserje, los problemas que parece haber con las tarjetas que abren las puertas, y personalmente la decoración, que me desconcierta bastante.
    A pesar de ello creo que el cambio ha sido a mejor.

  6. Estamos viviendo un proceso de cambio histórico en el campo de la salud en Granada.
    Y es que, tras muchos años, la Facultad de Ciencias de la Salud traslada su sede al nuevo Parque Tecnológico de la Salud, ubicado en la zona del Zaidin.
    Desde mi punto de vista, este centro reúne todas las condiciones para realizar un buen curso escolar, pues está dotado de las últimas prestaciones en cuanto a salud se refiere. Tenemos aulas que imitan a salas hospitalarias, consiguiendo una mayor familiarización de cara al futuro; laboratorios muy completos y equipados; etc.
    El único inconveniente que puede tener es la poca comunicación que existe con la zona centro de la ciudad de Granada, por lo que deberían añadir líneas de autobús con conexión directa para facilitar la movilidad de los estudiantes (de cara al transporte metropolitano y a la consulta de libros de la biblioteca biosanitaria, por ejemplo), además de la poca ventilación de las aulas al ser imposible abrir los ventanales de las aulas donde se imparte la teoría.
    Por lo demás, estoy encantada con el nuevo centro y espero que en un futuro pueda realizar mi sueño de trabajar en dicho lugar.

  7. La primera vez que vi el PTS fue este viernes pasado, y la verdad ni me esperaba semejante edificio. Lo primero que pasó por mi mente es que no hay tantos alumnos para tanta Universidad, pero luego entré y vi que la mayor parte de las plantas superiores eran despachos o pequeñas aulas (cuya función aún desconozco).
    A continuación salí a la terraza-jardín, muy bonita por cierto, pero sorprendente por su ubicación. La localización de la cafetería es una de las cosas que más me gustan de la nueva facultad; por primera vez Ciencias de la Salud dispondrá de una cafetería con buenas vistas.
    Los laboratorios, la piscina, las aulas de fisioterapia y terapia ocupacional… Esos son los puntos fuertes de la nueva universidad.
    En cuanto a los inconvenientes… Bueno, en mi opinión nos hemos trasladado demasiado pronto. Hay muchas instalaciones a medio terminar y muchas cosas no funcionan (el aire acondicionado es algo que en estos días de tanto calor verdaderamente se echa de menos). Además esta semana de traslado sin clases nos perjudicará gravemente en un futuro demasiado cercano. Y considerando que los alumnos de tercero y cuarto tienen clases teóricas y prácticas hospitalarias (por lo que deben ir arriba y abajo continuamente) me hace reafirmar mi postura de que el traslado ha sido precipitado. Y para consultar los libros de la biblioteca biosanitaria también tenemos que utilizar transporte.
    Y no solo los alumnos nos encontramos con estos percances; aunque no lo veamos, los profesores seguro que también se encuentran con este problema, ya que la mayoría también dan clase en otras facultades, y lo que antes podían hacer a pie (ir de Ciencias de la Salud a Medicina) ahora ya no es tan posible.
    En conclusión, es una experiencia nueva, y al fin y al cabo sólo llevamos dos días aquí, por lo que espero que todas estas inconveniencias no tarden demasiado en solucionarse y podamos disfrutar pronto de un nuevo edificio que, en calidad, promete mucho.

Responder a Mari Paz González Hatero 1ºA Enfermeria Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.