Archivo de la categoría: Mis actividades

El sentido homenaje a un enfermero humanista

El Grupo Oseira de historia de la Enfermería reconoce la trayectoria investigadora de Cecilio Eseverri Chaverri

El 21 de octubre de 2022 tuvo lugar en Granada, en el salón de actos del Hospital Universitario San Rafael, el homenaje a uno de los enfermeros que más ha influido en la Enfermería en la última mitad de siglo. Se trata de Cecilio Eseverri Chaverri, enfermero, trabajador social y teólogo que, en su dilatada actividad profesional, ha alternado el cuidado a los pacientes con la administración de servicios de enfermería y una intensa actividad docente, incluso con la creación de una importante escuela de gerencia en Barcelona. En su trayectoria destaca la gran aportación que ha realizado a la historia de la Enfermería, siendo autor de numerosos artículos y varios libros que son de obligada lectura para conocer el verdadero pasado de nuestra profesión.

Como colofón del 2º Coloquio sobre San Juan de Dios y la reforma de la enfermería, organizado por el Colegio de Enfermería de Granada, el grupo Oseira de historia de la Enfermería, adscrito a la Fundación Index, en colaboración con el mencionado colegio, le tributaron un homenaje a su trayectoria como enfermero y como historiador de la Enfermería. Los conductores del acto fueron el Dr. Manuel Amezcua, Catedrático de la UCAM y presidente de Index, y la Dra. Laura García Rodríguez, profesora de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad de Lleida.

En el discurso de presentación del homenajeado, el prof. Amezcua glosó la trayectoria biográfica de Cecilio Eseverri, natural de la histórica ciudad de Sangüesa, en Navarra, de la que salió siendo joven para encaminar un itinerario intelectual, a medio camino entre su condición de hermano de la orden hospitalaria de San Juan de Dios, y como inquieto profesional de la enfermería y del trabajo social, entregado a la causa de los más desfavorecidos. Lo singular de Eseverri es que supo compaginar su actividad asistencial con la gestión hospitalaria, la enseñanza y una continuada actividad investigadora que llega hasta nuestros días. Es por ello que su presentador le catalogó como “el perfecto enfermero, pues aúna como nadie los cuatro puntos cardinales que las teóricas asignan al ejercicio de nuestra profesión: asistencia, administración, docencia e investigación”.

El presentador finalizó su glosa sobre el homenajeado destacando la prolífica actividad investigadora de Cecilio Eseverri en la historia de la Enfermería, condensada en decenas de libros y centenares de artículos, con los que ha reconstruido la historia profesional explorando con denuedo los archivos generales y locales, obteniendo evidencias históricas que cuestionaban un pasado profesional distorsionado por falsos mitos y falacias. Eseverri se inscribe como uno de los precursores de la nueva historia de la Enfermería, que se activó en la década de los 80, al tiempo de reformarse los estudios de Enfermería en España. Su “Historia de la Enfermería Española e Hispanoamericana”, con varias ediciones, es sin duda el texto más rompedor y clarificador de nuestro pasado profesional y fuente de referencia para historiadores y profesoras de la carrera.

La Dra. Laura García Rodríguez, el homenajeado Cecilio Eseverri y el Dr. Manuel Amezcua

El acto culminó con la exposición de un videoclip realizado por la Dra. Laura García Rodríguez, a partir de los testimonios de historiadores de la Enfermería en España que quisieron adherirse a este homenaje, que sin duda resultó el momento más emotivo para el homenajeado. Unas breves palabras de agradecimiento de Cecilio Eseverri, claramente emocionado, que recordó que cumpliría 92 años en los próximos días, pusieron el broche final a tan merecido reconocimiento.

Ver el discurso de presentación del homenaje AQUI
Ver el videoclip con los testimonios de historiadores de la Enfermería AQUI

Juan de Dios enfermero: entre la espiritualidad y la profesionalización

Estudiantes de enfermería muestran experiencias de innovación docente para comprender la historia de la profesión

Los días 20 y 21 de octubre de 2022 ha tenido lugar en el Hospital Universitario de San Rafael de Granada el II Coloquio sobre San Juan de Dios y la Reforma de la Enfermería, con la participación de diferentes especialistas en la figura y la obra del que está considerado el inspirador del modelo de enfermería de la hospitalidad. En torno a dos centenares de participantes, tanto presenciales como por vía digital, siguieron el coloquio, que ha sido organizado por el Colegio de Enfermería de Granada en colaboración con la Fundación Index, el Archivo-Museo Casa de los Pisa de Granada y la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de la Universidad de Lleida.

Mesa redonda: Espiritualidad como camino para la profesionalización enfermera

El programa científico se abrió con la conferencia del Dr. Francisco Sánchez-Montes González, Catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Granada, que disertó sobre “La herencia hospitalaria de la Granada de Juan Ciudad”. Posteriormente, dos mesas redondas se ocuparon, respectivamente, de ahondar en la dimensión espiritual de Juan de Dios y su influencia en el proceso de profesionalización de la enfermería, mientras que una segunda mesa de expertas mostró diferentes visiones en los itinerarios actuales hacia la modelización del cuidado enfermero con influencias juandedianas.

Este segundo coloquio incorporó como novedad una mesa de comunicaciones en la que alumnos y alumnas de enfermería del Centro Universitario San Juan de Dios de Sevilla, de la Facultad de Ciencias de la Salud de Ceuta, de la Escuela de Enfermería Salus Infirmorum de Cádiz y de la Universidad de Lleida, mostraron diferentes propuestas de innovación docente que contribuyen a explicar de una forma creativa algunos de los reflejos de la vida y obra de San Juan de Dios, como patrono de la Enfermería.

El coloquio finalizó con la conferencia de clausura pronunciada por el historiador de la Enfermería, Cecilio Eseverri Chaverri, a cuyo término se le rindió un emotivo homenaje por su contribución a la investigación de la historia de la Enfermería y en general al desarrollo de la profesión en España.

Un amplio programa de actividades culturales complementó las actividades del coloquio, entre las que se incluyeron visitas guiadas a la basílica de San Juan de Dios y a la Granda de San Juan de Dios, incluyendo el Archivo-Museo Casa de los Pisa, lugar donde falleció este personaje de tanta importancia para la historia de la Enfermería. En este mismo emplazamiento tuvo lugar una velada cultural en la que, entre otras actividades, se estrenó la obra teatral Clemencia, de Fernando Almena, por el grupo de teatro del Colegio de Abogados de Granada, que recrea la vida de Juan de Dios a través del diálogo con sus más íntimos colaboradores, Pedro Velasco y Antón Martín, ambos seguidores de su obra hospitalaria.

Escena de la obra Clemencia, representada en la Casa de los Pisa

En palabras del presidente del Colegio de Enfermería de Granada, este II Coloquio sobre San Juan de Dios y la reforma de la Enfermería ha sido un éxito, tanto de participación como de contenidos: “creo que hemos conseguido el objetivo que nos habíamos propuesto de celebrar juntos unas jornadas destinadas a recuperar la figura de Juan de Dios -nuestro patrón y nuestro enfermero más universal- que fue un adelantado a su tiempo, un visionario, y que nos ha dejado como legado su magnífica contribución al concepto de Hospital y la primera gran reforma de la enfermería moderna”. La continuidad del Coloquio está garantizada, pues una delegación del Colegio de Enfermería de Sevilla, presentó la candidatura para realizar su tercera edición en la ciudad hispalense en 2023, con una intención claramente americanista, que permitirá explorar la expansión de la obra hospitalaria de San Juan de Dios por el mundo.

Necesitamos explicar a la sociedad el legado que las enfermeras entregamos a la humanidad

El presidente de Index explica a los estudiantes de Enfermería de la Universidad Central de Ecuador la importancia de la historia de la Enfermería

¿Por qué es necesario conocer la historia de la Enfermería? Esta es la pregunta orientadora con la que el Dr. Manuel Amezcua, Catedrático de la UCAM y presidente de la Fundación Index, impartió la lección con que se abría el pasado 24 de mayo de 2022 el curso para los nuevos matriculados en la carrera de Enfermería de la Universidad Central de Ecuador. Realizada mediante videoconferencia, el profesor llevó a los estudiantes por un recorrido histórico resaltando los dos itinerarios que han marcado la evolución de esta profesión: el de la conciencia y el de la ciencia.

Antes de celebrarse esta master class, el profesor había lanzado la misma pregunta a través de las redes sociales, con la idea de trasladar al estudiantado el estado de opinión sobre la importancia de la historia de la Enfermería. En pocos minutos se sucedieron argumentos como: imprescindible para construir la identidad profesional, genera curiosidad y nos ayuda a construir un futuro juntas/os, esencial para saber lo que queremos ser en un futuro, aumentar el capital cultural y crear sentimientos de pertenencia, hacer visible el intenso y extenso pasado profesional, verificar el impacto de la enfermería en los cuidados básicos,  cimenta la enfermería como ciencia y arte, aumenta la autoestima, descubrir la identidad de nuestros antecesores y su capacidad de lucha y entrega, etc.

A partir de una imagen actual de un entorno de simulación clínica, el profesor Amezcua inició una reflexión sobre los valores que hoy dominan el ejercicio enfermero, orientado hacia una atención integral de la persona, pero guiado por las tecnologías. A su vez, contraponiendo una miniatura tomada de Le Livre de Vie Active de l’Hotel Dieu (París, 1482), el manual medieval de las enfermeras agustinas, invitaba a confirmar cómo desde hace siglos el ejercicio de la enfermería ha sido guiado por principios y valores éticos, en este caso las virtudes cardinales (prudencia, templanza, fortaleza y justicia), que Platón asignaba al perfecto ciudadano.

Ilustración de Le Livre de Vie Active de l’Hotel Dieu (París, 1482)

Juan de Dios en Granada y Florence Nightingale en Londres, constituyen para el presidente de Index los paradigmas de liderazgos reformadores en la Enfermería universal. El primero inspirando un modelo de asistencia a los sectores más desfavorecidos de la sociedad, que bajo la denominación de hospitalidad y desde la reivindicación práctica de la dignidad humana y la igualdad de derechos ante la salud, dio como resultado la creación de redes hospitalarias que se extendieron durante el siglo de oro por todo el imperio español. Pero también tuvo como consecuencia la instauración de una profesión y una disciplina que sentaría las bases de la moderna enfermería hospitalaria. Tres siglos más tarde haría lo propio Florence Nightingale, estableciendo un abrazo entre la enfermería y la ciencia del que aún no nos hemos soltado. A ella debemos una profesión laica, femenina y remunerada. Y el comienzo de un desarrollo profesional dinámico, que ha colocado a la enfermería entre las profesiones socialmente más reconocidas.

El conferenciante finalizó su intervención felicitando a las recién llegadas a la academia por haber elegido una de las profesiones más que mayores desafíos y satisfacciones procura durante su ejercicio, si realmente la ejercemos con vocación y compromiso. Y les animó a que, a través del conocimiento de la historia, reflexionen sobre la gran capacidad de adaptación que esta profesión tiene para priorizar las necesidades de los ciudadanos sobre sus propias y legítimas aspiraciones de crecimiento profesional. «Aprovechen todas las ocasiones que se les presenten -afirmó el Dr. Amezcua-, para difundir el gran legado que las enfermeras entregamos a la humanidad: nuestro conocimiento. Eso en lo que ustedes van a invertir su tiempo durante los próximos años. Y que merece la pena que protejan para luego legarlo en las mejores condiciones a quienes les sucedan».

¿Te gustaría participar en el 2º Coloquio sobre San Juan de Dios y la reforma de la Enfermería?

Inscríbete gratis en desde la web del evento

Las mujeres de Mamarta y la asistencia a los desfavorecidos en Mágina

cof

ACACYR. Programada por la Asociación cultural Arturo Cerdá i Rico (Acacyr) junto con el Ayuntamiento de Cabra y la Fundación Index, tuvo lugar el 12 de marzo, coincidiendo con la semana en que se conmemora el día internacional de la mujer, una conferencia sobre la madre Marta de Jesús. Un personaje cuya figura se agiganta a medida que se van conociendo detalles de su vida y obra, que protagonizó algunos de los episodios más bellos de la historia de Cabra del Santo Cristo. Aunque esa obra trascendió mucho más allá de las ásperas montañas de Mágina, llevando al personaje a pedir limosna en ciudades como Sevilla, Cádiz y Sanlúcar de Barrameda, a cuyos puertos llegaban las riquezas de Indias y en cuyos palacios supo granjearse la amistad de no pocas familias de la nobleza, lo que convierte a esta mujer en una de las figuras más desconocidas y fascinantes del Siglo de Oro en Andalucía.

Aprovechando que el cuadro, copia del que se conserva en el sevillano hospital del Pozo Santo está en la sede de Acacyr mientras se acometen las obras de rehabilitación del hospital de la Misericordia, se colocó en lugar preferente de la sala. Y el Dr. Manuel Amezcua (presidente de la Fundación Index) fue el encargado de dar la charla, que también fue retransmitida en directo por redes sociales.

Amezcua desgranó la vida de esta mujer, cordobesa de Priego que casó muy joven y que cuando enviudó comenzó sus fundaciones piadosas. Primero en Granada, donde erigió la convalecencia en el hospital Real, para después, cuando Cabrilla se convirtió en un importante centro de peregrinación tras la llegada del lienzo del Cristo de Burgos, fundar el hospital de la Misericordia y una escuela de primeras letras. Aunque su estancia en el pueblo se prolongó por casi tres décadas durante las que, no solo ayudó a los transeúntes, sino que también se dedicó a los cabrileños más desfavorecidos, siempre acompañada por algunas fieles compañeras. Como Beatriz Gerónima de la Concepción, a quien conoció en Sevilla y quien se terminaría haciendo cargo de ella durante su última etapa vital en el hospital que ambas fundaron en la actual capital de Andalucía. Un lugar donde permanece el espíritu de sus fundadoras, pues aún en nuestros días se mantiene aquí el compromiso con la sociedad hispalense gracias al tesón de las hermanas de la Tercera Orden Franciscana.

Como el conferenciante expresó, aquel legado se mantuvo en Cabra hasta las primeras décadas del pasado siglo y aunque hoy apenas queda una sencilla fachada blasonada, no por modesto ese edificio deja de ser grande para quienes conocen lo que aquello significó. Lo que nos da pie a terminar con un texto del propio Manuel Amezcua…

Apenas unos escudos en piedra en la portada de lo que fue una vieja edificación en la calle Palma nos recuerdan que allí hubo una voluntad férrea que luchó por un sueño imposible. Toda una lección de convivencia y solidaridad que hoy llama a las puertas de cada cabrileño en una invitación a construir un mundo mejor.

AMEZCUA MARTÍNEZ, MANUELEL HOSPITAL DE LA MISERICORDIA Y LA OBRA PÍA DE LA MADRE MARTA DE JESÚS EN CABRA. CONTRALUZ. REVISTA DE LA ASOCIACIÓN CULTURAL ARTURO CERDÁ Y RICO. NÚM. 5 – 2008. PÁG. 372

I Coloquio sobre Juan de Dios y la reforma de la Enfermería

El 21 de octubre de 2021 tuvo lugar en Cádiz el “I Coloquio sobre Juan de Dios y la reforma de la Enfermería”, dedicado a profundizar en la figura del que está considerado uno de los precursores de la enfermería moderna. La actividad fue organizada por el Grupo de Investigación de Historia de la Enfermería Gaditana, del Colegio de Enfermería de Cádiz, con la colaboración de la Fundación Index y de la Universidad de Cádiz.

Ponentes y autoridades en el Coloquio

Este primer Coloquio reunió a un equipo de investigadores expertos en la figura de Juan de Dios para recuperarlo en todo su esplendor, mostrando trabajos de investigación y análisis centrados en la labor desarrollada bajo el modelo de la hospitalidad, que supuso una verdadera reforma del sistema hospitalario y de la enfermería en la España renacentista. Las ponencias se desarrollaron en dos mesas redondas:

-Mesa Biográfica: “Reflejos de la personalidad de Juan de Dios”, moderada por la Dra. Isabel l. Lepiani Díaz, Directora de la Escuela de Enfermería “Salus Infirmorum» de Cádiz, que contó con la participación del Dr. D. Francisco Ventosa Esquinaldo (Director Centro Universitario de Enfermería “San Juan de Dios” de Sevilla), que habló sobre “Marco inicial sobre la biografía y obra de Juan de Dios” [pista 22:00]; D. Francisco Benavides Vázquez (Licenciado en Documentación y Director Archivo-Museo San Juan de Dios “Casa de los Pisa” de Granada), que abordó la temática “San Juan de Dios en la Iconografía” [pista 41:00]; finalmente Dª Mariana García González (Enfermera Hospital “San Carlos, antropóloga, del Grupo de Investigación de Historia del Colegio de Enfermería de Cádiz) trató sobre “Los Hermanos de la Orden Hospitalaria en la ciudad de Cádiz. Hospital de la Misericordia, vulgo de San Juan de Dios” [pista 1:10:55].

-Mesa sobre Enseñanzas y Legado de Juan de Dios, moderada por Dª Carmen Ruiz Barbosa, antropóloga y enfermera del Centro de Prevención de Riesgos laborales de Cádiz, que contó con la participación del Dr. Manuel Amezcua (Catedrático Investigación en Cuidados de Salud-UCAM y Presidente de la Fundación Index), que trató sobre “Dos itinerarios en la reforma de la Enfermería: de la conciencia a la ciencia” [pista 1:51:00]; seguidamente, D. Carmelo Gallardo Moraleda (Secretario del Colegio de Enfermería de Sevilla) habló sobre “Juan de Dios y la organización colegial española” [pista 2:18:22], finalizando D. Manuel Cano Leal (Secretario del Colegio de Cádiz, Enfermero Militar y componente del Grupo de Investigación de Historia del Colegio de Enfermería de Cádiz), que disertó sobre “La Orden de Juan de Dios y la Armada en Cádiz” [pista 2:47:20].

Juan de Dios, inspirador de la reforma de la Enfermería

La figura de Juan de Dios, es reconocida en el ámbito de la enfermería patrón de los enfermeros y enfermeras, siendo el día escogido para su celebración el 8 de marzo, fecha de su fallecimiento. En la actualidad coincide con el día Internacional de la Mujer, por lo que la profesión enfermera está doblemente representada. En la actualidad, la laicidad de las instituciones y de la propia sociedad en general y el vincular esta importante figura solo al aspecto religioso han hecho que su biografía sea desconocida.

La historia ha sido injusta con la figura de Juan de Dios, cuyo legado para la Enfermería no deberíamos permitir que quedara en el olvido. Considerado por algunos estudiosos como el inspirador de la reforma de la Enfermería Moderna y precursor de la que Florence Nightingale impulsara 300 años más tarde, Juan de Dios cambió el significado de los cuidados y revolucionó con sus acciones una nueva forma de tratar la salud y la enfermedad, principalmente con quienes más lo necesitaban.

La sanidad universal, la humanización de los cuidados, la especialización, la separación de los enfermos por patologías para paliar contagios, la higiene, la alimentación, el respeto y la dignidad de la persona en cuanto entraba en sus hospitales (elementos básicos del concepto de hospitalidad, fundamento de la Enfermería), forman parte de un modelo de cuidados basados en una visión holística de las personas enfermas.

Lo realizado por Juan de Dios fue una Declaración de los Derechos Humanos con la práctica diaria de la Hospitalidad, acogiendo a enfermos crónicos, ulcerados, mutilados o simplemente marginados por la sociedad de la época, así como tratando de reconstruir seres humanos para convertir a malhechores en cuidadores, mozos o arrieros y a prostitutas en cocineras, costureras, lavanderas, limpiadoras, asistentas o comadronas incipientes. Esa catarsis social funcionó, se multiplicó y tuvo el respaldo interesado de la Corte y buena parte de la nobleza, canalizando recursos para la renovación de edificios y el sostenimiento diario de los “hospitalitos”. La jerarquía eclesiástica, la ordinaria y la regular, también sorprendidas, ataban sin disimulos los pasos de aquellos primeros hermanos, con el control administrativo y religioso que llevó a tambalear su supervivencia en no pocos períodos.

¡Hagamos el bien, hermanos, por nosotros mismos!, no solo era el grito angustiado de Juan de Dios en sus rutas diarias por la ciudad de Granada. Es una consigna que sobrepasa preceptos religiosos o morales, para convertirse en filosofía de vida. Se trata de la formulación empírica de la dignitas hominis con la que se construye el ideal del humanismo renacentista, como exaltación de la dignidad del ser humano. El modelo juandediano, en la década de 1540-1550, en la ciudad de Granada, surgió de una manera imprevisible, desconcertando a todos. Se gestaba con ello la esencia de la comunidad, congregación y por fin Orden Hospitalaria que lleva su nombre y su filosofía asistencial. 

Una revisión histórica necesaria

El Coloquio sobre Juan de Dios se ha erigido como el marco donde se profundice en la figura del que está considerado el enfermero con proyección más universal, pero que sin embargo necesita ser comprendido y reivindicado como precursor de la profesión enfermera y de un modelo hospitalario que ha llegado hasta nuestro tiempo. La vida y la obra de Juan de Dios son portadoras de valores que aún están muy presentes en la enfermería de nuestro tiempo, como son la solidaridad, la igualdad de derechos o la dignidad de la persona con independencia de su nacimiento, su raza, su credo o su posición social. De ahí surge la idea de celebrar este tipo de coloquios, que se pondrán en circulación en los próximos años por toda la geografía nacional, y que favorecerán un conocimiento más cercano por parte de las enfermeras y estudiantes de enfermería del que sin duda ha de considerarse un referente histórico irrepetible.

Al finalizar el acto, el presidente del Colegio de Enfermería de Granada, expuso a través de un videoclip la candidatura para celebrar el Coloquio de 2022 en la ciudad de Granada, aprovechando que se cumplen 450 años del reconocimiento de la hermandad hospitalaria de San Juan de Dios, que tuvo su origen en esta ciudad andaluza.

Entre el resplandor y la oscuridad, las reformas de la Enfermería

El avance de la profesión se ha producido por el doble itinerario de la ciencia y de la conciencia

Ver RESEÑA DE LA ACADEMIA

NOOSFERA. El Presidente de la Fundación Index, Dr. Manuel Amezcua, pronunció el pasado 2 de junio de 2021 una conferencia en la Academia de Enfermería de la Comunidad Valenciana con el título «Entre el resplandor y la oscuridad: las reformas de la Enfermería en la historia», en la que defendió las relaciones de continuidad entre los dos grandes episodios que han marcado la evolución de la Enfermería en occidente: la reforma de la hospitalidad en la España contrarreformista y la reforma Nightingale en la Inglaterra victoriana. Con el formato webinar, la conferencia está disponible en el canal YouTube de la Fundación Index:

La presentación del conferenciante corrió a cargo del Dr. José Antonio Ávila Olivares, Presidente de la Academia, quien destacó la importancia de conocer los grandes hitos que explican la realidad actual de la Enfermería, poniendo énfasis en la labor que realizaron líderes enfermeros como Juan de Dios o Bernardino de Obregón, cuyo reconocimiento universal de la Enfermería es una de las asignaturas pendientes en nuestro tiempo.

El prof. Amezcua, Catedrático de la UCAM, donde imparte clases de Historia de la Enfermería, expuso los momentos reformadores a través de sus principales líderes, en este caso Juan de Dios y Florence Nightingale: «Juan de Dios lo hizo por la vía de la conciencia, posicionándose de forma comprometida ante la desigualdad y reclamando el principio cristiano de la redención a través de las buenas obras, Nightingale hizo lo propio tres siglos más tarde, restaurando el principio hipocrático de que solo la naturaleza cura, demostrando científicamente que el cuidado integral de la persona en su entorno previene la enfermedad y produce resultados efectivos en el restablecimiento de la salud».

Para el presidente de la Fundación Index, la reforma de la Hospitalidad dio lugar a la llamada Época Áurea de la Enfermería, que se inicia con la fundación del hospital de San Juan de Dios de Granada en el siglo XVI, extendiéndose por Europa y la América Católica, y que estuvo vigente hasta las desamortizaciones del los bienes de la Iglesia en las primeras décadas del siglo XIX, que conllevó  la supresión de las órdenes hospitalarias y la expropiación de sus hospitales.

La reforma de la hospitalidad modelizó una nueva concepción de hospital, orientado a la curación más que a la reclusión, como dominaba en tiempos medievales, con una gobernanza profesionalizada, en manos de enfermeros mayores, que introdujeron innovaciones como la separación de enfermos en salas diferenciadas, además de incorporar escuelas de enfermeros que se convirtieron en el motor de cambio de una enfermería profesionalizada.

El Dr. Amezcua reivindicó la memoria de autores como Andrés Fernández, Agustín de Victoria, Simón López o José Bueno González, ya que escribieron y publicaron los primeros manuales de enfermería. Gracias a ellos, en la época áurea, se concretó el saber enfermero y por tanto se inicia la Enfermería como disciplina enseñada por principios y unos contenidos que constituyen el precedente de lo que hoy se enseña en la Universidad.

Con Florence Nightingale, con su dedicación al cuidado de los soldados heridos, con la reforma de la asistencia y con sus estudios epidemiológicos en el hospital de Scutari (Turquía), la enfermería se abraza a la ciencia para no soltarse más, dando paso a su posterior inclusión en la Universidad. Según el conferenciante, el modelo salubrista instaurado por la enfermera británica supondrá otro impulso definitivo al avance de la enfermería, que a partir de entonces se tendrá por profesión laica, desempeñada por mujeres formadas y remuneradas. Desde Nightingale, desde la creación de la Escuela de Enfermería con su nombre hasta la más reciente formulación de los perfiles de Enfermería de Práctica Avanzada por el CIE, cada dos décadas, se puede identificar un nuevo hito en el desarrollo de la enfermería como profesión y como ciencia del cuidado.

Según argumentó el prof. Amezcua, las enfermeras de nuestro tiempo no podemos dejar de reconocernos en esos matices o tendencias que nos caracterizan al enfocar el cuidado y que responden a las influencias de estos modelos que nos precedieron. Si Nightingale nos dejó una impronta de corte racionalista, que hoy aboga por categorizar los procesos de cuidado, por adoptar lenguajes estandarizados y normalizar procedimientos en aras de una mayor seguridad clínica del paciente, los principios juandedianos de la hospitalidad aparecen en nuestra mirada constructivista, que nos orienta a reconocer en cada persona su componente biológico, psicológico, cultural, social y espiritual, que expresamos a través de la ética y la humanización del cuidado.

El pasado año se conmemoró el bicenterario del nacimiento de la que está considerada como la fundadora de la enfermería contemporánea, habiendo sido homenajeada en todo el mundo, siendo esta actividad parte de esa campaña. Por ello, ya en el coloquio, el Dr. Ávila invitó a los participantes, en su mayor parte del ámbito iberoamericano, a que, a partir de ahora, incrementemos el reconocimiento a Juan de Dios para equipararlo a Nightingale, ya que ambos merecen por igual ocupar un lugar preferente entre quienes han impulsado el desarrollo de la enfermería como profesión.

El webinar fue de acceso libre y registró un total de 309 inscripciones procedentes de 16 países, en su mayor parte de Iberoamérica, lo que pone de manifiesto el interés creciente por la historia de la Enfermería. Especialmente en el ámbito docente, de hecho un grupo de 50 alumnos de la Universidad de Milagro (Ecuador) siguieron la conferencia, mientras que otros profesores asistentes se interesaron por la grabación de la misma para utilizarla con sus alumnos.

El triple impacto Florence Now: más competencias, más ámbitos asistenciales, mayor visibilidad social

El prof. Manuel Amezcua defiende en la Universidad de Aguascalientes (México) los orígenes del empoderamiento en Enfermería

El pasado 21 de octubre tuvo lugar en Aguascalientes (México) el X Congreso Universitario de Enfermería bajo el lema «Enfermería ahora: el momento del empoderamiento disciplinar , a dos siglos de Florencia Nightingale» bajo el patrocinio de la Universidad Autónoma de Aguascalientes. Dentro de este marco, el prof. Manuel Amezcua, Catedrático de Investigación en Cuidados de Salud-UCAM y presidente de la Fundación Index (Granada, España) pronunció la conferencia «Florence Nightingale y el origen del empoderamiento en Enfermería», en la que defendió el papel reformador que realizó la impulsora de la enfermería contemporánea al instaurar la investigación como estrategia para visibilizar el impacto social y sanitario que tuvieron las nuevas enfermeras por ella formadas:

Lo que Florence Ninghtingale hizo fue utilizar el método científico para demostrar que se podía pensar la salud y la organización sanitaria de una manera diferente, tal como ella afirmaba, poniendo al paciente en las mejores condiciones para que la naturaleza actuara benignamente sobre él. Y para ello había que procurar un entorno saludable, tan importante como los mejores medicamentos.

Florence nos enseñó a todos a utilizar el pensamiento enfermero. E hizo algo también que hasta entonces la enfermería no había experimentado, utilizar los principios de la ciencia, porque la sola conciencia ya no era suficiente. Y es en este maridaje ciencia-conciencia donde tenemos que buscar el verdadero poder de Florence Nightingale.

Por ello estamos de acuerdo en que hemos de considerar a Florence Nightingale la primera enfermera investigadora, ya que sentó las bases de la investigación aplicada al mostrar los efectos de la transferencia del conocimiento, demostrando a la vez que los cuidados de Enfermería producen resultados directos en la salud de los ciudadanos.

Dr. Manuel Amezcua

A continuación dejamos el videoclip con su presentación.

Las enfermeras celebramos nuestro año haciendo lo que más sabemos: cuidar a las personas

Palabras del Dr. Manuel Amezcua, Presidente de la Fundación Index, a los estudiantes de Enfermería de la Universidad de Santo Tomás de Chile en el Día Internacional de la Enfermera en 2020

Este año estamos celebrando el Día Internacional de la Enfermera en un contexto muy especial: cuando una pandemia de coronavirus atenaza a la ciudadanía de nuestros países y nos obliga a pensar la atención en salud en términos que no habíamos vivido desde hace un siglo. Por ello, ante la amable invitación que vuestros profesores me han hecho para que os dirija unas palabras, lo primero que quiero deciros es que estéis tranquilos y tengáis confianza: tenemos una profesión lo suficientemente evolucionada como para hacer frente a los desafíos más importantes que puedan presentarse. Y el abordaje de una epidemia lo es sin duda.

En un gesto, diría que premonitorio, la OMS había declarado 2020 como el Año Internacional de las Enfermeras. Y las enfermeras estamos celebrando nuestro año haciendo como nunca lo que más sabemos y para lo que hemos sido preparadas: el cuidado de las personas. Hoy hay probablemente millones de colegas movilizadas en el mundo para atender a los ciudadanos afectados por la epidemia. Nuestros servicios de salud no estaban suficientemente preparados para acoger a tantos enfermos a la vez. Pero aunque haya momentos en que hemos carecido de los medios más esenciales para protegernos y proteger a las personas de nuestro entorno, no hemos cejado en la lucha.

En nuestro año, estamos mostrando una vez más a los ciudadanos nuestra capacidad de adaptación ante los momentos de mayor adversidad: sea intensificando nuestros horarios ante la falta de personal, rediseñando nuestros protocolos de trabajo, inventando dispositivos de protección, facilitando la comunicación de los pacientes con sus familias confinadas en casa.

Somos conscientes que muchas enfermeras se están contagiando en acto de servicio. No pocas se han dejado la vida y nos unimos al dolor de sus familias y compañeras. Pero no por ello borramos nuestra sonrisa. Ahora que la indumentaria de protección nos limita el lenguaje de los gestos, es nuestra mirada la que infunde esperanza a los pacientes que cuidamos, y nuestra palabra, probablemente la herramienta de cuidado más poderosa que poseemos las enfermeras y enfermeros.

También conmemoramos este año el bicentenario de FN, la reformadora de la enfermería contemporánea. Ella puso a prueba su visión de la enfermería en escenarios de guerra y epidemias, y nos legó el modelo educativo en el que os estáis formando. Si hoy se encontrase entre nosotros estoy seguro que os hablaría de la gran responsabilidad que tenéis como estudiantes de Enfermería. Que os forméis sólidamente para afrontar con seguridad los enormes desafíos que vais a tener que superar en el futuro. Porque os necesitamos, representáis la esperanza para mucha gente que confía en vuestras destrezas para practicar un cuidado tan efectivo como humano.

Seguro que os diría que no esperéis a obtener vuestro título universitario, porque desde este momento estamos comprometidos con el apoyo de las personas de nuestro entorno. La palabra, recordadlo. Pensad que en estos tiempos de confusión, el consejo certero de una enfermera salvará muchas vidas.

Y también os diría que no dejéis nunca de cultivar el conocimiento, porque es el conocimiento enfermero el legado que nuestra profesión entrega a la humanidad. La sociedad nos ha encomendado la salvaguarda de uno de los bienes más preciados y uno de los derechos fundamentales del ser humano: la salud.

Pues trabajemos todos unidos, cada cual desde el cometido que nos ha tocado desempeñar, para que la salud reine lo antes posible en nuestra ciudadanía.

Me gustaría por último transmitiros todo mi ánimo y solidaridad.
Ojalá que nos encontremos pronto.
Dr. Manuel Amezcua

Hemos avanzado más en la prevención de las epidemias que en la gestión del miedo colectivo al contagio

El II Seminario de Historia de la Enfermería de la Cátedra Index ICS profundiza en la lucha contra las enfermedades contagiosas

El día 28 de enero de 2020 tuvo lugar en el salón de actos de la UCAM el II Seminario de Historia de la Enfermería, que en esta edición estuvo dedicado a “La lucha contra las enfermedades epidémicas en la historia”, una temática que en nuestros días cobra actualidad por la alarma social que está produciendo a nivel planetario el coronavirus, una enfermedad infectocontagiosa que como tantas otras en la historia, tiene su origen en Asia. La actividad estuvo organizada por la Cátedra Internacional Index de Investigación en Cuidados de Salud, la Facultad de Enfermería y el Vicerrectorado de Investigación de la UCAM, habiéndose inscrito en la misma algo más de 80 alumnos, además de profesorado y profesionales externos.

El seminario se inició con una mesa redonda en la que varios especialistas abordaron la cuestión de la lucha contra las enfermedades infecciosas desde diferentes perspectivas. El prof. Manuel Amezcua, Catedrático de la UCAM, presentó a los ponentes e introdujo la temática reflexionando sobre las respuestas sociales que desencadenan las epidemias, manifestadas por el miedo colectivo al contagio, que a tenor de lo que estamos viviendo en nuestros días, no se ha modificado a pesar de los indudables avances en la prevención de las enfermedades.

El Dr. Aarón Muñoz Devesa, profesor de Historia de la Enfermería de la UCAM, realizó un recorrido histórico por las epidemias más relevantes que han atenazado a la humanidad,  mostrando la diversidad de métodos para intentar atajarlas y prevenirlas. A continuación, los ponentes centraron su intervención en la historia de la lucha contra la viruela. El  Dr. José Vicente Tuells, Director de la «Cátedra Balmis de Vacunología» de la Universidad de Alicante, tras referirse al descubrimiento de la vacuna por el médico británico Dr. Jenner, expuso datos muy reveladores sobre la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, que con la financiación de la corona partió a tierras americanas en 1803 bajo la dirección del cirujano Francisco Javier Balmis. La que está considerada como la primera misión internacional de carácter sanitario, fue posible gracias a la participación de una veintena de infantes, en su mayoría expósitos, que portaron la linfa de la vacuna en sus propios cuerpos, bajo el cuidado de una enfermera hasta hace poco desconocida: Isabel Zendal. Su biografía fue trazada por el periodista Antonio López Mariño, autor del libro «Isabel Zendal en los archivos de Galicia”, el cual, mediante el análisis de los datos descubiertos sobre su entorno familiar, compartió algunos reflejos de la personalidad de una mujer que ha sido reconocida en las tierras donde trabajó, antes que en su país de origen.

La mesa finalizó con la emisión del animado documental de los Lunnis sobre Isabel Zendal, que a su vez dio paso al acto final del seminario, un cineforum conducido por el Dr. José María Sesé Alegre, Catedrático de Historia Moderna e Historia del Cine de la UCAM, quien hizo un recorrido por la ambientación de diferentes epidemias en la historia con el apoyo de cortes de series como Un mundo sin fin y de películas como El séptimo sello o El médico. Cerró el seminario la Decana de la Facultad de Enfermería de la UCAM, Dra. Paloma Echevarría, que animó a dar continuidad a esta actividad con el abordaje de nuevos temas de la historia de la enfermería que nos ayuden a comprender mejor nuestro presente.

La investigación en historia de la Enfermería: entre la dispersión y la decadencia

Un simposio internacional analiza la producción investigadora en varios países

RIBERÃO PRETO (Brasil). Historiadores de la Enfermería de diversos países ponen de manifiesto la falta de uniformidad en la utilización de la investigación en la enseñanza universitaria de la historia de la Enfermería, a pesar de reconocerse la influencia positiva que esta materia tiene en la construcción de la identidad profesional. Una mesa redonda con el título «Produção de Pesquisa em História da Enfermagem e seu uso no Ensino” tuvo lugar el 30 de no-viembre de 2019 en el marco del 1st International Congress on the History of Nursing Education (ICoHNE), celebrado en la ciudad de Riberão Preto con la organización de la Academia Brasileña de Historia de la Enfermería y el Laboratorio de Estudios de Historia de la Enfermería de la Escuela de Enfermería de Ribeirão Preto-USP. En la mesa participaron la Dra. Patricia O’Brien D’Antonio, Directora del Instituto Bárbara Bates, Centro de Investigación en Historia de la Enfermería, USA, que lo hizo por videoconferencia, el Dr. Fernando Porto, Líder do Laboratório de História do Cuidado e Imagem em Enfermagem LACUIDEN de la Universidad Federal de Río de Janeiro, y el Dr. Manuel Amezcua, Presidente de la Fundación Index, bajo la moderación de la Dra. Taka Oguisso, de la Academia Brasileira de História da Enfermagem, y el Dr. Joel Rolim Mancia, director de la Revista Enfermagem em Foco.

El desarrollo de la mesa permitió constatar las diferencias existentes entre los países representados (Brasil, USA y España) en cuanto al enfoque y soportes para la enseñanza de la historia de la Enfermería. En Brasil resulta preocupante la escasa utilización de la investigación histórica en los programas educativos. En una reciente disertación en el estado de Sao Paulo en Brasil, que tiene la mayor concentración de escuelas de enfermería en el país, solo se mencionaron cuatro investigaciones en los programas de historia de la Enfermería en los cursos de pregrado, lo que indica que el soporte educativo se realiza principalmente en libros de texto , en su mayor parte desactualizados. Esto contrasta con una creciente actividad investigadora en esta área, que precisa mayores vehículos para la publicación y sobre todo mecanismos fluidos de incorporación a la docencia. En el caso de Estados Unidos, si bien la presencia de la historia de la Enfermería no está generalizada en los programas de grado universitario, existe una sólida actividad investigadora que se ve impulsada por la American Association for the History of Nursing, impulsora de eventos científicos y productora de la revista especializada Nursing History Review, además de centros especializados como el Barbara Bates Center for the Study of the History of Nursing.

España, entre la decadencia y la innovación

El caso de España fue descrito por el prof. Amezcua a través de los resultados de un estudio bibliométrico sobre esta área en las dos últimas décadas (1998 -2018). Utilizando como fuente la base de datos CUIDEN, por ser el recurso que mayor información incorpora sobre esta temática, mostró una producción en historia de la Enfermería inestable, muy sensible a acontecimientos puntuales como la celebración de congresos o la aparición de nuevas revistas especializadas, una producción que sigue un ritmo de crecimiento exponencial en la primera década, para mostrar signos de saturación en la segunda. Clasificando la producción en zonas Bradford, resulta que tres cuartas partes de la producción española en historia de la Enfermería se concentra en tres revistas especializadas (Temperamentvm, Cultura de los Cuidados e Híades), que han desplazado a las revistas generalistas en la última década. Tres son las grandes temáticas que han abordado los historiadores de la enfermería: tendencias y perspectivas historiográficas, historia del cuidado e historia de la profesión enfermera.

De especial interés resulta el análisis de las autorías, pues muestra una reducción considerable de la producción por autor en la última década. Autores que habían realizado importantes aportaciones en la década anterior han dejado de producir y los escasos investigadores emergentes en esta área no compensan el agotamiento de las generaciones precedentes, por lo que resulta preocupante la falta signos de relevo generacional en la actividad investigadora sobre historia de la Enfermería en España. La dispersión de iniciativas para vertebrar la investigación sobre esta área, con casi una decena de grupos y propuestas disgregadas, muestra la dificultad para encajar los liderazgos en proyectos relevantes y sostenibles. Lo que hace pensar que en España es preciso incentivar a una nueva generación de investigadores de la historia de la Enfermería comprometidos con relaciones de cooperación más efectivas, con la producción de investigaciones relevantes que garanticen el impacto social del conocimiento y que incorporen la innovación en la educación sobre esta materia.

El acceso a programas de doctorado por parte de las enfermeras españolas desde la instauración del grado al amparo de la reforma de Bolonia, resulta sin duda una oportunidad para incrementar la investigación de calidad en historia de la Enfermería. En este sentido resultan emblemáticas iniciativas como la liderada por la profª Juana Hernández Conesa en la Universidad de Murcia con la colección de monografías “Arte y Ciencia de la Sanación. Historia de la Educación”, o la colección proTESIS recientemente iniciada por la Cátedra Internacional Index ICS, todas ellas a partir de tesis doctorales de gran relevancia.

Finalmente, el prof. Manuel Amezcua introdujo el debate sobre el valor de la innovación pedagógica como estímulo para hacer más atractiva a los estudiantes una asignatura no suficientemente apreciada como la historia de la Enfermería. Lo hizo mostrando los resultados del proyecto de innovación docente titulado “Gomeres: patrimonio histórico y web 2.0 en el aprendizaje de la historia y pensamiento de la Enfermería”, describiendo su fundamentación teórica y metodología empleada. Un diseño sustentado en la investigación-acción participativa, que pone énfasis en las capacidades del alumno para producir conocimiento a través de la observación y el análisis de su entorno, con visitas a lugares de relevancia patrimonial para la Enfermería que luego los estudiantes transforman en publicaciones en el entorno web del proyecto, donde plasman sus experiencias y descubrimientos (http://www.fundacionindex.com/gomeres/). El crecimiento exponencial en los indicadores de rendimiento académico tras el periodo de tres años de implantación del proyecto es una prueba inequívoca de su efectividad pedagógica.

No desaprovechó la oportunidad el ponente de alertar sobre otro elemento poco incentivador de la actividad investigadora en historia de la Enfermería, que adopta un patrón de producción científica más cercano a las humanidades y consecuentemente más penalizado por las agencias evaluadoras de la actividad científica, cuando utilizan criterios propios de ciencias básicas para evaluar la actividad investigadora en el campo de la Enfermería. Esta es una situación frente a la cual sería esperable que, según el Dr. Amezcua, los historiadores de la Enfermería debieran posicionarse de manera cooperativa, reclamando criterios más justos y adaptados a su parcela de conocimiento.