Enfermería y la pandemia COVID

“Quisiéramos tocar la mano del paciente que se encuentra vulnerable y que sintiera la calidez de su mano tocando la suya”

Pablo Jesús Velasco Pérez
Enfermero. ISSSTE Hospital Regional Tipo B de Alta Especialidad Bicentenario de la Independencia, México.

La enfermedad por coronavirus (COVID-19), como ya sabemos fue un brote que fue notificado a la OMS el 31 de diciembre de 2019, virus que emergió de la ciudad de Wuhan (China) y que rápidamente se extendió al resto del mundo.

Aunque el profesional de enfermería de cualquier parte del mundo está capacitado y cuenta con las herramientas, habilidades y conocimientos necesarios para brindar cuidados de calidad; en este momento se ve obstaculizado, se está enfrentando a una nueva enfermedad en donde se desconoce mucho de ella, el profesional está brindando cuidados los cuales en este momento se enfocando en su mayoría en brindar confort de los síntomas y de las necesidades presentes en el individuo.

La enfermera se siente impotente, “atada de manos” al saber que no puede hacer más por aquellos que en este momento están sufriendo. “Quisiéramos tocar la mano del paciente que se encuentra vulnerable y que sintiera la calidez de su mano tocando la suya, pero en este momento es imposible”, debido a que se trabaja con un equipo de protección, que además de ser incómodo en la mayoría de las veces, no permite que el paciente reconozca las caras de aquellos que lo están atendiendo, ni puede ver las emociones que el personal de enfermería le quiere reflejar.

El estado emocional y psicológico del profesional de enfermería se vio alterado, como nunca antes; tuvo que repensar en aquellos cuidados que de forma rutinaria aplicaba con gran facilidad, que ahora por portar un equipo de protección lo limita en sus movimientos, en su visibilidad y en su facilidad para realizarlos. Ver la gente con necesidad para respirar con cara de ahogamiento, ver como se complica en unas cuantas horas, que a pesar de mantenerse con apoyo mecánico ventilatorio no tienen mejoría y mueren, es duro; más duro saber que aquellos pacientes que se complican y mueren no podrán comunicarse nunca más con sus familia; duele porque la enfermera ve el sufrimiento, el dolor y la agonía, que aun con su presencia y su escucha activa no es capaz de confortar en su totalidad a ese paciente indefenso y temeroso. Función que era más fácil antes de la pandemia.

Por lo tanto, la enfermería ante esta pandemia es importante, necesaria y valiosa; se debe considerar para mejorar sus condiciones laborales y de reconocimiento. Lo cual en este año gracias a la campaña de Nursing Now, se ha visto como la líder frente a esta pandemia, ha definido su rol de participación como el más notable ya que interviene en la primer línea de acción y de atención de calidad durante la estancia del individuo.

Cómo citar este documento
Velasco Pérez, Pablo Jesús. Enfermería y la pandemia COVID. Narrativas- Covid. Coviviendo [web en Ciberindex] 15 /10/2020. Disponible en: http://www.fundacionindex.com/fi/?page_id=1814

Volver a Sumario de narrativas
Elabora tu propia narrativa

2 comentarios en “Enfermería y la pandemia COVID

Responder a Valentina Rangel Velasco Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *