La experiencia de enfermería en un ambiente cambiante de la COVID

“Esta es la forma que hemos tenido que celebrar el natalicio de quien elevo al más alto nivel la enfermería, en medio de la adversidad”

Martha Consuelo Romero Torres
Enfermera. Hospital Militar Centra, Bogotá, Colombia.

La narrativa, un medio para compartir conocimiento, desde la vivencia del personal de enfermería, nunca antes sentí la profunda necesidad que nace de la corresponsabilidad que se tiene como profesional, recoger un saber de enfermería que deja las intervenciones en el ciclo COVID 19, contar las experiencias hace parte de un reconocimiento propio y aprendizaje permanente en las diferentes instituciones de salud aprender del día a día, Colombia con el primer caso reportado el 6 de Marzo del 2020, activo las alertas en todos los prestadores de salud, entra en una fase de alistamiento y confinamiento con lecciones aprendidas, generando nuevas formas de cuidar y cuidarse, la epidemia de la información y desinformación también está presente, sin embargo permitió conocer a través de las tecnologías de información, compartir un conocimiento específico de la mejor forma que se reinventaban los enfermeros y todos los que intervienen un proceso de atención de salud, para enfrentar un arrasador de vidas el SARS2 CoV2.

Sin duda los desafíos, más difíciles de superar aún persisten como el miedo y la desconfianza, que produce el paciente que es sospechoso, sintomático y positivo, desde el acceso de los servicios de salud las barreras para el aseguramiento de la atención en salud, definidas por la administración y el personal asistencial nunca son suficientes, estas van más allá el contacto con lo invisible e invencible en algunos casos cuando arrebata la vida, este condenado momento es el que hace de quienes estuvieron cerca o en el mismo escenario repasar una y otra vez lo que se hizo correcto, verificar si hubo un error para contagiarse, estamos frente y cara a cara al paciente, nuestro abordaje era lo más cercano cargado de expresiones corporales, el tono de voz y el acercamiento para ganar empatía, el cuidado empieza desde una relación empática expresada en sonrisa e incluso compartir un apretón de manos, estrecharse en un abrazo, ahora reinventar la mejor forma de esa interrelación paciente, familia y enfermera, para que sea lo mejor percibida es una necesidad de aprendizaje y compartirlo desde la realidad de la práctica, solo quienes se encuentran en mismo lugar pueden describir lo más cercano a la veracidad de cuidar en la COVID 19.

Para los colegas que han superado el contagio en familia o aislados sin contárselo a nadie y aunque es tarde los que ya no están y partieron con el conocimiento un día cerraron sus ojos, quizás con la convicción de volver a estar ahí nuevamente, si sirve de algo ellos se encontraban en el profundo efecto de la sedación, cuando dejaron este espacio, nunca imaginaron y conocieron el dolor que soportaron los que estuvieron cerca, el colega, compañera de trabajo, que al inicio y final del turno miraba con confianza en volver a compartir, la familia que estuvo allí esperando el regreso a casa, todas las emociones, sentimientos, cuando se cumple desde el rol administrativo, cada vez que ocurre el contagio, hospitalización y el deceso de uno de ellos duele, por eso la mejor forma de honrar todo lo que hacen por los demás es dar a conocer sus experiencias significativas y aprendizaje, una enfermería comparada a establecer en lo positivo y negativo, para que se lea y se reverencie en la historia del 2020.

Los movimientos y el uso de las tecnologías de la información en todos los escenarios sociales, ámbitos del desarrollo personal, económico, político, entre otros han robustecido, la tele salud, la comunicación transformada desde dar la noticia positiva de la concepción, nacimiento hasta el momento del despojo del cuerpo, el estado gravedad y las ceremonias del anuncio de la vida eterna se hace en la virtualidad, antes consumida en lo cotidiano ahora es parte esencial de la vida, así como se reinventan las interrelaciones sociales, igual sucede en el escenario clínico, la pronación, las sedación, PAFI, los parámetros de hemodinámica, la ventilación, los efectos y las respuestas fisiológicas como el estable, diagnostico reservado, respondiendo, los signos, los síntomas, el resultado positivo, esta es la realidad, donde se interactúa con la indumentaria COVID, los elementos de protección personal (EPP), el distanciamiento y las medidas de aislamiento, los mensajes de fortaleza, la vídeo llamada, la lectura del mensaje, el apretón de mano, es un escenario donde se vive vibraciones altas, emociones fuertes y lúgubres en un turno, todas a su vez pueden estar presentes alternadas o juntas, narrarlas es despojar a quienes tienen la investidura y volverlos protagonistas para que este libreto que no estaba escrito pueda ser leído, pasando la hoja o dando un clic para conocer la enfermería institucional en pandemia.

En el año de la enfermería el 2020, cuando recordamos la historia hoy escribimos la nuestra, la guerra de Crimea en un escenario adverso, con heridas visibles y condiciones de salubridad se convirtieron el pilar de la identificación de las necesidades de cuidado desarrollo teoría y documentos hace transcender en los tiempos a Florence Nightingale, la COVID, en escenarios de alta tecnología, conocimiento científico, estandarización de procedimientos y requisitos de acreditación, modelos de cuidado, doctores de enfermería, los más altos estándares de calificación, la innovación, robótica, permite reconocer a la enfermería como el pilar necesario para cuidar, las necesidades vuelven a ser básicas, limpieza, lavado de manos, protección y estrategias de comunicación, en cada institución de salud se genera un cumulo de conocimiento de prácticas clínica, procedimientos, lo que es nuevo para algunos es re-evaluado para otros, esta es la forma que hemos tenido que celebrar el natalicio de quien elevo al más alto nivel la enfermería, en medio de la adversidad, los tiempos son diferentes, las semejanzas de cuidado trascienden en la historia, las enfermeras en tiempos de COVID y su importancia vital en los servicios de salud.

Las experiencias de la enfermería trasnacionales el previo conocimiento para afrontar el inicio de la pandemia 2020, ahora es el aprendizaje intranacional necesario recuperar en cada país a nivel sectorial e institucional, iniciativa que para una enfermería comparativa (EC) puede ser de utilidad en las semejanzas que refleja la COVID y el cuidado de enfermeros, entre distintos para intercambiar la vivencia, experiencias dejando raíces para ser estimadas de manera profunda en la historia, los estudios iniciados con paradigmas y métodos propios sistematizados, desde el abordaje y autonomía de la enfermería exigen generar lineamientos propios, para la descripción, interpretación, unión y comparación, es la oportunidad para que desde la práctica sin dejar de contemplar la condición demográfica, política , económica, cultural, impacte en escribir la historia desde un escenario colaborativo, estamos frente a una oportunidad de la enfermería comparativa e intercambio de experiencias entre distintos frente a un misma constante puesta en evidencia la pandemia, la sistematización de esta traerá conocimiento para poder explicar con posterioridad, no como anécdotas sino como el ocaso de tiempos difíciles superados con nuevos aprendizajes entre naciones, intranacionales y supranacionales, la estrategia enmarcado en la campaña Nursing Now de “intercambio de mejores prácticas enfermera”, las narrativas desde la práctica se convierten en oportunidad de comunicar, vivencias, experiencias, aprendizajes, aciertos y desaciertos para identificar problemas, formular hipótesis, reconocer el trabajo que silenciosamente se genera, no se conoce y reconoce en la misma enfermería, hoy un alto para escuchar, para tocar y un estar contigo desde las líneas de un pedazo de la biografía de enfermera.

Es oportuno rentabilizar cada una de las noticias y sentimientos, que se producen desde el circuito COVID del Hospital Militar, ¿qué significa la franja, el código, la línea, protocolo naranja?, institucionalmente todos absolutamente todos lo relacionan hoy con una situación, caso, traslado, evento de CORONAVIRUS, nunca percibí como una nueva cultura, procedimiento, protocolo, pauta, se interiorizara tan rápido, no es necesario retroalimentar, jornadas inducción, re-inducción, evaluaciones controles, la adherencia y exigir que se cumpla, en todos los niveles de jerarquía, funciones, roles todos lo exigen con autonomía y convicción, sin duda la vida es lo más importante de todo ser humano, todos hacemos parte de que se cumpla lo relacionado con el color naranja, que tan valioso es compartir y escribir que el elemento importante y primordial de un investigador en la práctica de enfermería no se puede limitar a la pregunta de investigación, lo verdadero es el análisis real que surge del comportamiento diario y como abordar desde un referente teórico, para poder explicar, escribir lo que se observa dando respuesta a un vacío en la práctica o conocimiento científico, mientras la experiencia, mentoria, el tratamiento del problema se puede describir, argumentar y teorizar, el gasto de energía vital de los pacientes debe reducirse al mínimo a pesar de la carga de trabajo enfermera y paciente, se suma la capacidades de las enfermeras, la formación, conocimiento, fuerza y voluntad, triadas que se identifican en cada diálogo con las enfermeras, la expresión de emociones, miedos y el cuidado con templanza, las interrelaciones y comunicación con en el que está sano o enfermo en el contexto de la salud, recuperación y muerte por el SARS2.

Cómo citar este documento
Romero Torres, Martha Consuelo. La experiencia de enfermería en un ambiente cambiante de la COVID. Narrativas- Covid. Coviviendo [web en Ciberindex] 16 /09/2020. Disponible en: http://www.fundacionindex.com/fi/?page_id=1742

Volver a Sumario de narrativas
Elabora tu propia narrativa

1 comentario en “La experiencia de enfermería en un ambiente cambiante de la COVID

  1. Es una experiencia super buena y también para nosotros para aprender y saber que los en fermer@s atienden a esos pacientes que tiene el covid,sin miedo que celesprenda a ellos mismo son Fuertes sin miedo sin piedad
    Es momento que nosotros vallamos sabiendo como son las experiencias de un fermer@s viviendo con eso cada segundo minutos horas dias y meses y ellos siguen ay

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *