Todos a una

“Lo que no te mata, te hace más fuerte”

Virginia Pérez Lombarte
Enfermera de quirófano. Hospital Universitario Miguel Servet, Zaragoza, España.

Parece que el tiempo se ha detenido, las calles quedaron desiertas, los pasillos de los hospitales más silenciosos que nunca. Solo cuando llegamos a nuestro puesto de trabajo nos damos de bruces con la realidad. Durante los meses de pandemia mucho han ido cambiando los datos, las situaciones de alerta, los suministros y protocolos de actuación pero hay algo que prevalece en todo momento y es la perseverancia del personal sanitario por tratar de dar salida a esta situación generada por la COVID-19. Cuando los casos viajaban desde China hasta Italia, una sombra parecía ir extendiéndose sobre nuestras cabezas; ¿llegará este virus a España?, ¿será tan grave como parece?, ¿cómo va a repercutir en nuestras vidas y en nuestro trabajo?

Finalmente la COVID-19 llegó para quedarse, el gobierno decretó un confinamiento sin precedentes en nuestro país y los sanitarios tuvimos que seguir saliendo a las calles para acudir a nuestro trabajo. Todavía recuerdo la sensación de quietud, el silencio que invadía las calles, pero al mismo tiempo la necesidad por llegar a nuestro destino, a cubierto. En los hospitales, los planes de contingencia redistribuyeron a su personal en función de las necesidades; desde las Urgencias, los Servicios Centrales, las Unidades de Hospitalización, los Bloques Quirúrgicos a las UCIs, todos con mayor o menor grado, todos, hemos aportado nuestro granito de arena para luchar contra este virus que tanto daño ha ocasionado.

Al principio la información era poca y confusa pero un único objetivo nos mantenía alerta: la responsabilidad de contener este virus y evitar su propagación. Por eso desde el principio nos pusimos a confeccionar protocolos, EPIs y manuales de buenas prácticas que de alguna manera distribuyeran los recursos y garantizaran la asistencia de calidad a los pacientes y a sus sufridores familiares.

El personal sanitario puede estar orgulloso de su trabajo. Hemos acompañado a los pacientes en todo momento, cuidándolos y escuchándolos dentro de nuestras posibilidades. Esa es nuestra recompensa. Esta pandemia nos está dando muchas lecciones que no olvidaremos pero también depende de nosotros hacer lectura de estas vivencias que como bien dice el refrán “lo que no te mata te hace más fuerte”.

Cómo citar este documento
Pérez Lombarte, Virginia. Todos a una. Narrativas- Covid. Coviviendo [web en Ciberindex] 14 /09/2020. Disponible en: http://www.fundacionindex.com/fi/?page_id=1698

Volver a Sumario de narrativas
Elabora tu propia narrativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *