Puede volver a pasar

“Se ha evidenciado un menosprecio al más básico sentido del más vale prevenir, quizá por una autocomplacencia”

Carmen Carmona Navarro
Enfermera. Servicio de Urgencias. Hospital de San Cecilio, Granada, España.

Mi nombre es Carmen y trabajo en un servicio de urgencias hospitalarias. Desde Diciembre observo con inquietud las noticias que llegan desde China, sin embargo el sistema de salud no muestra inquietud alguna. Hasta que se hizo presente, porque estar con nosotros, ya estaba mucho antes. La palabra que mejor define como he vivido esta primera ola, es MIEDO. Miedo a lo desconocido, miedo al miedo de mi familia, miedo a no ser capaz de dar todo lo que de golpe se nos pedía, miedo a no poder ayudar al paciente. Miedo acompañado de una dolorosa sensación de soledad…pasillos vacíos, despachos cerrados, unidades clausuradas, instituciones cerradas…el mundo ha huido, estamos solos frente a lo desconocido y con los más vulnerables en nuestras manos. La siguiente palabra es EQUIPO.

Hay una imperiosa necesidad de refugiarse al cobijo del equipo, reforzar lazos y apoyarnos para hacer frente a la amenaza que nos acecha. Nos damos fuerza y ánimo porque será la única manera de poder sacar adelante la dura tarea que se nos encomienda. En muchas ocasiones, la rabia y desesperación acompañan este proceso. Creíamos estar seguros, que alguien nos salvaguardaba mientras hacíamos nuestro trabajo, pero en demasiadas ocasiones comprobamos que la amenaza no sólo venía desde fuera, sino también desde dentro del sistema. Con estupor vimos como los centros de salud cerraban, sólo se atendía teléfonicamente a todo tipo de pacientes, siendo incomprensible que los mismos gestores que cerraban servicios sanitarios, nos saturasen a nosotros, nos pedían un trabajo extraordinario. Las situaciones que nos relatan los pacientes sobre este hecho son sorprendentes, algunas nos indignan.

Baste apuntar como ejemplo de todo lo que hemos tenido que paliar, que un paciente me requirío una jeringa de alimentación, para su madre enferma paliativa, que se habían llevado a casa para cuidarla, y tras probar en farmacias, en su centro de salud y teléfonicamente con su doctora, acudió como último recurso a urgencias. Será difícil poder volver restaurar la confianza perdida. Hemos ido aprendiendo de la enfermedad minuto a minuto. Se ha evidenciado un menosprecio al más básico sentido del más vale prevenir, quizá por una autocomplacencia basada en una imaginaria seguridad y en falaces estrategias preventivas. Hemos tenido sucesivos protocolos adaptados a la disponibilidad de recursos, dejando en un segundo plano la evidencia científica, y que provocaban el desconcierto. Hemos intentado paliar esta situación concentrándonos en el paciente y dando lo máximo para compensar las carencias. Ha sido duro y hemos sufrido.

El equipo de urgencias hospitalarias se ha implicado y ha estado a la altura de las circunstancias, conteniendo y paliando la pandemia, haciendo frente a la adversidad y adaptándose a cada adversidad que iba sucediendo. Sin duda hemos aprendido y nos hemos hecho fuertes, y siento verdadero orgullo de pertenecer al equipo de urgencias. Espero que la lección sirva para que la gestión de la sanidad siga otro rumbo y en la próxima ola, pandemia o catástrofe, estemos mejor preparados.

Cómo citar este documento
Carmona Navarro, Carmen. Puede volver a pasar .Narrativas- Covid. Coviviendo [web en Ciberindex] 04/09/2020. Disponible en: http://www.fundacionindex.com/fi/?page_id=1608

 Volver a Sumario de narrativas
Elabora tu propia narrativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *