El bien común

“El virus dejará una herida que sanará y dejará una cicatriz que siempre tendremos presente”

Paula Fuentes Arias
Estudiante de Enfermería. Centro Universitario San Juan de Dios, Sevilla, España.

Aún estoy que no me lo creo. Quien nos diría hace 3 meses, que íbamos a estar así, confinados en nuestros hogares. Que mi rutina de prácticas en el hospital de lunes a viernes, trabajar los fines de semana, dedicarle tiempo a realizar el trabajo de fin de grado, hacer algo de deporte, tener algo de vida social y domingos pasarlos descansando en mi casa, se iba a parar todo tan de repente. Quién me iba a decir que echaría de menos esa vida tan ajetreada y el despertarme temprano. Que los días de la semana se iban a convertir todos en un domingo perpetuo. Así que sin pedirlo, muchos españoles hemos tenido y aún tenemos tiempo, tiempo para pensar, para convertirnos en personas fitness, para hacer pasteles, terminar esa serie, película, libro, puzle, etc, que teníamos ahí pendiente; comenzar con algún nuevo hobbie en casa, obviamente, experimentar la palabra aburrimiento y pasar tiempo con la familia. Todo esto nos ha dado tiempo para poder hacer todo eso que teníamos pendiente pero también ha sido un parón en todos los aspectos de la vida de los españoles pero lo peor no es el parón brutal de la vida cotidiana, lo peor para mí es la incertidumbre.

Al principio iban a ser solo 15 días de confinamiento, pero se fue alargando, hasta que ya casi llegamos a los dos meses de confinamiento. En los medios informativos estaban y siguen hablando todo el día del virus, tanto que satura, además que no sabes que creer por la cantidad de datos, estadísticas, bulos, etc. Lo único que me transmite es más incertidumbre sobre qué es lo que va a pasar y si sabrán manejarlo. Y qué decir de salir a la calle para comprar, te sientes incómoda, ponte guantes, mascarilla, etc, todo es tedioso. Pero bueno dejemos los negativismos. Miremos lo positivo, ha salido a relucir la importancia de una profesión que muchas veces pasa desapercibida, la enfermería. Me alegro de formar parte de este gremio y que haya elegido esta profesión. Como alumna de último año de enfermería lo que pude hacer para colaborar con este gremio, del que próximamente formaré parte, fue apuntarme a una bolsa en caso de necesitar ayuda de alumnos de último año que contarán conmigo y la otra cosa para colaborar fue, no salir de casa. Porque lo que estamos haciendo es por hacer un bien común para todos. Las condiciones de presión a los que están sometidos nuestros sanitarios, pienso que no es ni imaginable, se tendría que vivir y estar en su lugar para poder entender las experiencias que están viviendo. Trabajar con los EPIs puesto, pasando calor, incómodos al realizar las técnicas, clavándose la mascarilla y las gafas en la cara, ver como pierdes demasiados pacientes, de los cuales algunos son conocidos o compañeros de trabajo, ir con el miedo a tu casa por si portas el virus… Todo eso no está pagado.

Por mi parte la verdad es que aún sigo con la incertidumbre de cuando todo este se tranquilice, porque irse no se va ir, este virus que ha provocado una pandemia mundial dejará una herida que sanará y dejará una cicatriz que siempre tendremos presente, porque aunque no seamos consciente estamos viviendo momentos históricos que perdurará en la memoria de la humanidad. Cuando esto pase me pregunto si invertirán en sanidad, ¿cómo será el trabajo en sanidad tras todo esto?, ¿Se mejorarán las condiciones en las que trabajamos los profesionales de sanidad?, ¿Qué cambios habrá?, ¿Encontraré un trabajo con buenas condiciones? Todas estas dudas ronda por mi cabeza mientras termino mi trabajo de fin de grado con la esperanza de graduarme en Junio y comenzar a trabajar en verano. Por otra parte está el miedo de empezar a trabajar cuando sales de la carrera y ser ya responsables de tus propios pacientes se incrementa porque aunque llevemos desde segundo de carrera haciendo prácticas, llevamos dos meses sin ejercer, sin practicar, sin entrenar las habilidades y eso merma un poco la confianza produciéndome algo de miedo porque tienes vidas en tu manos, con el añadido de que esta graduación de enfermería nos enfrentaremos recién salidos de la carrera al Covi19.

Bueno, pero que esto no desanime a nadie, porque en estos momentos que estamos viviendo ha salido lo mejor de las personas, la solidaridad y el esfuerzo de los sanitarios que han estado al pie del cañón en esta guerra contra el virus y que tengo claro que venceremos, la gente durante casi dos meses ha estado saliendo a su ventanas, balcones o terrazas diariamente a las ocho de la tarde para aplaudir, para mostrar su apoyo a los sanitarios. En Sevilla por ejemplo, hemos tirado de ingenio y hemos podido celebrar semana santa y la feria entre los vecinos, estando unidos pero separados, dos palabras contradictorias pero creo que son las que mejor definen esta cuarentena. He podido oler a incienso y la semana de feria el producto estrella fueron los pimientos verdes, la manzanilla y el refresco de lima ¿Me pregunto si esa unidad continuará después de la cuarentena? Obviamente todo esto dejará paso a un tiempo nuevo, de adaptaciones, de aprendizaje, de superación, de ganas de salir y disfrutar de las cosas cotidianas que no valorábamos hasta que no nos hemos visto confinados, de todo eso y más. Por esa razón tengo ganas de que acabe esto, para descubrir todas las nuevas cosas que haré de nuevo por primera vez cuando la situación se vaya relajando y obviamente de trabajar, seguir formándome y adquirir experiencia, ya como enfermera y dejar atrás un poco este domingo perpetuo, en la que las series se han convertidos en pelis de ocho o doce horas, el insomnio ha llegado a muchas personas y trastocado el descanso de muchos españoles. Pero bueno, pienso que tras toda experiencia, de la que aún estoy que no me lo creo puede que salga algo bueno y que el sacrificio de los españoles por estar en nuestras casas para evitar que se propague más, ha sido un ejemplo de cómo nos podemos unir por un bien común.

Cómo citar este documento
Fuentes Arias, Paula. El bien común. Narrativas-Covid. Coviviendo [web en Ciberindex], 16/05/2020. Disponible en:  http://www.fundacionindex.com/fi/?page_id=1076

 Volver a Sumario de narrativas
Elabora tu propia narrativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *