La docencia en Enfermería en época de pandemia: un reto para el abordaje de los valores en estudiantes de nuevo ingreso.

“Como docentes tenemos que encontrar estrategias para que no se desvirtue la esencia de ser enfermera”

Esperanza Marbella Palencia Gutierrez
Enfermera. Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Esmeraldas, Ecuador.

Durante 25 años en la docencia en enfermería considero que ha es muy importante el contacto directo con el estudiante de pregrado, sobre todo en el 1er semestre de la carrera en  enfermería. Momento mágico que vivimos en cada inicio de semestre donde se establece ese contacto único con una mirada cómplice, una palmadita e inclusive alguna  llamada de atención a los jóvenes, debido a que vienen de la secundaria con mucha energía e ilusión por ser su primer momento como estudiante universitario. Sin embargo,para los docentes es ese momento donde debemos ir formándolo no solo en conocimiento, sino también en disciplina, valores profesionales y trabajar el reforzamiento de los valores personal. Ese primer semestre en algunas ocasiones, es el momento de desconceptualizar lo que ellos tienen en sus vivencias sobre enfermería, lo que oyen actualmente por ejemplo como que son héroes vestidos de blanco denominados así ante la presencia del COVID-19, cuando en realidad los profesionales han sido históricamente unos héroes, claro en muchos de los casos anónimos e inclusive mal pagados cuando nos referimos a la parte económica. Cada semestre que inicia según experiencia vivida en la formación de profesionales de enfermería en diferentes países, he podido encontrar un denominador común llamado la idealización de ser ese héroe de blanco. A los docentes, que también ejercemos de consejeros en algunas ocasiones nos toca aclarar dudas y falsas creencia en el aula de clase a estudiantes con edades de 17 y 18 años sobre la enfermería actual.

Es momento de observar cómo llegan llenos de ilusión a nuestras aulas universitarias y como se van formando a lo largo de la carrera. Esta ilusión viene dada por querer ser un ejemplo para sus padres que son del área de la salud o porque confundidos llegan a decir que estudian enfermería por la necesidad tener un enfermero en la familia, sin que tenga relación con lo que ellos quieren o desean ser. O por el contrario vienen muy claro y describen sencillamente el por qué quieren ser enfermeros. Esos primeros semestres en la carrera de enfermería son fundamentales, ya que los estudiantes pueden encontrarse con que no es lo que buscan en sus vidas por el riesgo que significa ser profesional de la salud sobre todo en estos momentos de crisis sanitaria a nivel mundial. Es el deber de todo docente decirles que enfermería no es sólo un uniforme, detrás de ese vestir existe una persona con miedo, alegrías y temores que por ejemplo en estos momentos de pandemia debe dejar a su familia para ir a cuidar a otros. Y que en algunos casos estos héroes anónimos son maltratados socialmente a tal punto de bajarlos del transporte público, como hemos visto en los noticieros porque la sociedad cree que están contaminado, sin tomar en cuenta que él también es un ser humano con miedo e incertidumbre ante esta situación. Que día a día debe salir de su hogar y de su trabajo con muchas experiencias vividas que lo marcaran tanto positiva como negativamente para toda su vida. Es nuestro deber como docente ubicarlo y prepararlo para el mundo real tan cambiante como el que estamos viviendo. El reto más importante en mi vida profesional como docente ante esta epidemia, es iniciar próximamente, desarrollar y terminar posiblemente el semestre de manera virtual, en especial el primer semestre de la carrera, donde se debe llenar unos vacíos que una tecnología no lo puede hacer. Al respecto estudiosos en la materia determinan que a nivel de la educación formal la educación virtual es un pilar fundamental en estos momentos de crisis, donde a que la libertad para salir e ir a las universidades está restringida, sin embargo, también describen que, aunque sean novedosas las tecnologías tienen como aspectos negativos que el estudiante tiende a sentirse solo. Tenemos la responsabilidad como docentes ante un grupo numeroso de estudiante que recién inician la carrera de enfermería, en no convertirnos en mecanicista con unos planes de estudios pocos flexibles, estructurados con actividades sincrónicas y asincrónicas para el desarrollo de las diferentes asignaturas de la malla curricular fríos y pocos flexibles. No podemos ni debemos olvidar que detrás de la pantalla existe una persona con la ilusión de ser un profesional presto a brindar cuidado de calidad, con valores personales que debemos entrelazar con los valores profesionales para lograr la formación de unos profesionales de enfermería capaces de adaptarse a cualquier contexto por muy difícil que sea. Profesionales preparados en conocimiento, pero también con capacidad reflexiva para poder enfrentarse a un mundo con una incertidumbre como la que nos ha tocado vivir actualmente. Que ponga en primera línea por muy difícil que sea la humanización del cuidado, debido a que este no será sustituido nunca por las mejores maquinas del mundo. Es importante aclarar que las nuevas tecnologías son indispensables en esta época a nivel de la educación superior, pero el cuidado de calidad en enfermería se da entre y para los seres humanos.

Cierro esta narrativa con la convicción de que es un momento histórico y disruptivo como este con aspectos negativos y positivos a nivel personal, social, político, cultural, sanitario y de educación nos permitirá convertirnos en docentes con una necesidad imperante de pensar y repensar sobre nuestra actuación. Nos debemos preguntar que debo cambiar en las estrategias educativa, cómo aprovechar las actividades sincrónicas para no olvidar que tengo la responsabilidad de formar un profesional de calidad, pero también con calidez humana por tratarse de una formación humanista. Entonces considero que nos toca desde la academia repensarnos el actuar docente y emprender búsqueda de nuevas estrategias que favorezca el mundo axiológico del estudiante de nuevo ingreso. De seguro si todos nos unimos en búsqueda de la calidad en la formación para brindar un adecuado cuidado de enfermería, encontraremos estrategias que nos permitan a la distancia que estos jóvenes muchos de ellos adolescentes no se sientan solo y no desvirtúen la esencia de lo que es enfermería.

Cómo citar este documento
Palencia Gutiérrez, Esperanza Marbella. La docencia en Enfermería en época de pandemia: un reto para el abordaje de los valores en estudiantes de nuevo ingreso. Narrativas-Covid. Coviviendo [web en Ciberindex], 16/05/2020. Disponible en: http://www.fundacionindex.com/fi/?page_id=1054

 Volver a Sumario de narrativas
Elabora tu propia narrativa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *