ALERTA CANTÁRIDA-81

Presencia revista de enfermería en Salud Mental publica un artículo sobre cuidados de enfermería en la unidad de hospitalización psiquiátrica para profesionales sanitarios enfermos.

Foto de Adriano Agulló

Existe una unidad de hospitalización psiquiátrica para profesionales sanitarios enfermos en Barcelona, en la que se brindan cuidados específicos para este tipo de pacientes. Los objetivos que se pretenden describir en este artículo es el proceso terapéutico del paciente ingresado en dicha unidad. El estudio también analiza las fases y  las principales características de dicho proceso, que se basan en tres pilares; atención ambulatoria, programa intensivo de adicciones en formato de hospital de día y hospitalización o unidad de hospitalización psiquiátrica (UHP). Se describen: el proceso desde el ingreso hasta el alta (admisión, entrevista inicial, programa terapéutico individualizado, actividades terapéuticas, alta, derivación e informes); las fases de la evolución psicológica del paciente y las principales características de la relación del paciente con el profesional de enfermería, consigo mismo y con otros pacientes.

La investigación ha sido realizada por Regina Santiago Juárez, María Dolores Braquehais Conesa, Marta Baqués Forns, Pilar Villalaz Saldaña, Katherine Fierro Castro, Mariló Ríos Mayor, de la Unidad de Hospitalización Psiquiátrica. Programa PAIMM-Retorn. Programa de Atención Integral al Profesional Sanitario. Fundación Galatea-Colegio Oficial de Médicos de Barcelona. Barcelona (España) y ha sido publicado con el título “Cuidados de enfermería en la unidad de hospitalización psiquiátrica para profesionales sanitarios enfermos” en el último número de la revista Presencia 2012; 8(15) y se encuentra disponible en http://www.index-f.com/presencia/n15/p0172r.php 

La relación terapéutica con el profesional sanitario ingresado por patología mental presenta características distintivas: las principales dificultades de la relación son mantener la distancia terapéutica entre profesional y paciente y, por parte del profesional sanitario enfermo, la aceptación de su nuevo rol. Por otro lado, como característica positiva se debe destacar la mayor facilidad para empatizar con el paciente. Los principales temores del profesional sanitario que padece un trastorno mental están relacionados con la garantía de la confidencialidad y con el retorno a su actividad laboral. Las fases por las que pasa durante el proceso terapéutico reflejan su progreso en el cambio psicológico.

¿Has leído el artículo? ¿Te han parecido interesantes las funciones establecidas en esta unidad de Hospitalización? ¿Conoces alguna unidad de este tipo? Deja un comentario.

Mónica Cobos Pérez

2 comentarios

  1. Interesante iniciativa, ya que los sanitarios que presentan enfermedades mentales tienen mayor información que la población general y es una cuestión a tener en cuenta. Debe ser duro para estas personas verse ingresadas y cambiar de rol en un momento de tanta debilidad y tener una buena adaptación. ¡Enhorabuena!

  2. …mis respetos a uds ,,,excelente articulo….mi pais esta atrasado en cuanto a salud mental y psiquiatria y mas con ewapecto al personal sanitario…………

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*