ALERTA CANTÁRIDA- 124

Presencia publica una revisión sistemática sobre la importancia de las habilidades de comunicación en enfermería de salud mental

pt.wikipedia.org
pt.wikipedia.org

La atención a pacientes con estos problemas de salud puede resultar ineficaz, ya que es un proceso crónico muy difícil, que supone el abandono de relaciones y actividades sociales, y en el que es muy importante, tanto para el paciente como para su familia, el apoyo social y la relación con los profesionales de los servicios de salud. Saber establecer una buena comunicación es la clave para la mejora de estas relaciones, y ayudará a que los cuidados ofrecidos sean de calidad.

El objetivo de este estudio es presentar la importancia de las habilidades de comunicación en el ámbito de la salud mental, así como las formas más adecuadas de interacción entre los profesionales de enfermería y los pacientes. Para ello se realizó una revisión sistemática de artículos del periodo comprendido entre 1998 y 2012, en inglés y español, procedentes de las bases de datos: Cinalh, Medline, Ovid, Cochrane y Cuiden. Siendo revisados 87 artículos, de los cuales se han seleccionado 32, agrupándolos en cuatro áreas quedan repartidos de la siguiente manera: 10 artículos en Enfermería y observación en servicios de salud mental, 12 en Comunicación y cuidados de calidad, 17 en Habilidades sociales, y 5 en Trabajo en equipo como pieza clave.

La investigación ha sido realizada por María Muñoz Castaño, graduada en Enfermería por la Universidad de Huelva y ha sido publicado bajo el título “Habilidades de comunicación en enfermería de salud mental: revisión bibliográfica”, en la revista Presencia (2014; vol. 10, núm. 20), estando disponible en http://www.index-f.com/presencia/n20/p9725.php.

Los resultados indican que para ofrecer unos cuidados de calidad, y ayudar al diagnóstico, tratamiento y rehabilitación, la enfermera de salud mental necesita habilidades y destrezas en la comunicación.

La comunicación tanto con el paciente como con su familia es fundamental, para la cual el lenguaje, aun cuando no es hablado, es una pieza clave. Tener habilidades y conocimientos para saber comunicar y establecer una relación adecuada mejora el bienestar del paciente y la adherencia al tratamiento, y su entrenamiento es esencial. Habilidades elementales son la observación, asertividad, empatía, respeto, escucha activa, y la consciencia de las propias facultades y los propios límites.

¿Has leído el artículo? ¿Piensas que los profesionales sanitarios deben formarse en habilidades de comunicación? ¿Consideras que son tan sumamente importantes como refleja el artículo? ¿Qué habilidades de comunicación consideras que son las esenciales?  Deja tus comentarios.

Cristina Ramírez Carmona

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*