Un ensayo aleatorizado para evaluar el impacto de las estrategias de transferencia e intercambio de conocimiento

Los procedimientos destinados a tomar decisiones basadas en el conocimiento (o evidencias) han traspasado en ámbito clínico y han ocupado su lugar en otros niveles de la gestión sanitaria. Esto no es extraño, ya que estos procedimientos constituyen elementos nucleares de la cultura organizacional que promueven las agencias de evaluación de tecnologías. No obstante, se ha estudiado con poco rigor la efectividad de las estrategias de comunicación de conocimiento proveniente de la investigación que debiera ser utilizado en la planificación y programación sanitarias.
El artículo del que hoy damos noticia compara tres estrategias de difusión de información cualificada y concluye que «los mensajes adaptados a grupos ‘diana’ determinados» es la estrategia más efectiva. Esto no es nuevo. De hecho, es lo que tratamos de hacer con este servicio de Difusión Selectiva de Información, aunque no recordamos que su efectividad haya sido probada mediante ensayo clínico aleatorizado, hasta ahora. A partir de ahora, éste será nuestro principal argumento.
El artículo Dobbins, M; Hanna, S; Ciliska, D; Manske, S, Cameron, R, Mercer, S et al. A randomized controlled trial evaluating the impact of knowledge translation and exchange strategies. (Implementation Science 2009, 4:61 doi:10.1186/1748-5908-4-61) puede ser descargado desde la página correspondiente de la revista o desde su archivo de respaldo en Webcite®.
http://www.implementationscience.com/content/4/1/61
La revista Implementation Science pertenece a la editora BMC y es, por lo tanto, de acceso gratuito. Su factor de impacto (no oficial) es de 2,87, muy bueno para el grupo de investigación de servicios sanitarios.
_____________
Antecedentes: En la producción de conocimiento de investigación se invierten recursos y tiempo significativos. El objetivo primario de este ensayo controlado aleatorizado fue evaluar la efectividad de tres estrategias de intercambio y transferencia de conocimiento en la incorporación de evidencia de investigación en los programas y políticas sanitarias públicas.
Métodos: Este ensayo se realizó con una muestra nacional de servicios sanitarios públicos de Canadá desde 2004 a 2006. Las tres intervenciones, que se implementaron a lo largo de un año en el 2005, incluyeron: acceso Web a recursos on-line que resumen evidencia de investigación, mensajería personalizada y dirigida a población «diana» específica que conectan el conocimiento específico relevante a grupos determinados de decisores y, por último, un «agente de conocimiento» (knowledge broker) que trabaja con cada uno de los decisores para facilitar la toma de decisiones basadas en el conocimiento. El resultado primario valoró el grado de uso de la evidencia de la investigación en un programa de decisión reciente mientras que el objetivo secundario midió el cambio en la suma de las políticas o programas de promoción de evidencia informada sobre peso corporal saludable que se administraron en los servicios sanitarios. Se usaron modelos de efectos mixtos para comprobar las hipótesis.
Resultados: 108 de los 141 (77%) servicios sanitarios existentes participaron en este estudio. Para el resultado primario no se observó ningún efecto significativo de la intervención (p<0,45). Sin embargo, para los programas y políticas sanitarias públicas (PPSP) sí que se observó un efecto significativo de la intervención aunque sólo para la mensajería personalizada con diana específica (p<0,01). El efecto de tratamiento fue moderado por la cultura organizativa de investigación (ej. que se valore la toma de decisiones basada en el conocimiento surgido de la investigación).
Conclusiones: Los resultados de este estudio apuntan a que, bajo ciertas condiciones adaptadas, los mensajes adaptados a grupos «diana» son más efectivos que los knowledge brokers o el acceso a un conjunto de recursos on-line de evidencia de investigación. Es necesario que se ponga un mayor énfasis en la identificación de factores organizativos para permitir la implementación de estrategias que se adapten mejor a las necesidades de cada organización.
El número del registro de este ensayo es ISRCTN35240937 (¿Es un knowledge broker más efectivo que otras estrategias para la promoción de actividad física basada en la evidencia y para la programación de peso corporal sano?)
Información suministrada por la Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de Andalucía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*